sábado, 6 de junio de 2009


INTRODUCCIÓN.
-
En Marzo de este año estuve realizando un estudio espeleogenético de la Cueva del Yeso en Baena (Córdoba), ayudando a mis amigo del Grupo Espeleológico G-40 de Priego de Córdoba. Las galerías bajas de la cueva se encuentran al nivel del río Guadajoz y ya en el primer contacto con la cueva José Antonio Mora Luque me contó que hace años había visto que el nivel del río llegaba hasta el puente (7 metros por encima del nivel actual) inundando la llanura aluvial. También me contó que el pensaba que estos acontecimientos habían sido muy importantes en la formación de las galerías bajas.
Después de visitar las galerías bajas estaba completamente de acuerdo con el. Este artículo es un resumen de las características de esta clase de cuevas.
La zona epifreática es la zona caracterizada por las fluctuaciones del nivel del agua subterránea en un karst y por lo tanto las eventuales galerías situadas en esta zona se encuentran periódicamente inundadas. Según el mecanismo de crecida, las características de las galerías formadas son diferentes. En este artículo se tratarán las galerías ensanchadas por una inundación causada por una subida del nivel de base.
El agua que entra por la desembocadura de la cueva suele ser agresiva y tener bastante arcilla, sin embargo, sus características disminuyen hacia dentro por mezclarse con el agua de la propia cueva.

-
RESUMEN DE LAS CARACTERÍSTICAS DE GALERÍAS EPIFREÁTICAS, CAUSADAS POR VARIACIÓN DE NIVEL DE BASE.

Como este artículo trata de muchos aspectos acerca de la zona freática, un resumen sería repetir medio artículo. Por eso me limito a dar un resumen de algunas características importantes que puede ayudar a reconocer una galería epifreática.
1) Como las galerías se llenan generalmente con agua agresiva hay bastante disolución hasta donde llega el agua. Las galerías se ensanchan en todas las direcciones.
2) Si la zona epifreática se mantiene durante bastante tiempo en el mismo lugar, las galerías se pueden hacer grandes, con diámetros de decenas de metros.
3) Las galerías amplias pueden exhibir un aumento adicional en volumen por hundimiento de techos.
4) El agua entra en todas las fisuras ensanchándolas. De este modo se pueden formar galerías y chimeneas ciegas, además de una red de galerías más o menos laberíntica.
5) La arcilla aportada por el río puede llegar a formar grandes acumulaciones.
6) Si la arcilla llega a llenar casi una galería entera, se pueden formar conductos de medio tubo en el techo y pendantes.
7) Marcas en las paredes que han dejado las crecidas. Estas marcas pueden ser de arcilla, restos orgánicos que han entrado de fuera u incluso de alguna sal.
8) Si entra agua desde el río, las características se notarán más en la parte más cercana a la desembocadura, desminuyendo paulatinamente hacia dentro.
9) Las paredes y techos tienen una superficie más bien rugosa, coincidiendo con disolución en aguas casi estancadas.
10) Ausencia de signos que indican una alta velocidad de flujo, como las pequeñas depresiones en forma de cuchara (“scallops” o golpes de gubia) en las paredes y techos de las galerías.

Aparte de estas características lo primero que tiene que llamar la atención es la localización de la cueva en el ambiente geológico. Es decir si la cueva está al mismo nivel que el río, si este río tiene un cauce profundo y si hay lagos freáticos presentes en la cueva.
-
-

No hay comentarios:

Para facilitar las descargas, he subido una copia de cada artículo a Scribd en formato pdf. Este formato en pdf se puede abrir pinchando en el título de cada artículo.