miércoles, 28 de enero de 2009

RESUMEN de: LA PROFUNDIZACIÓN DE UN ARROYO VADOSO POR FORMACIÓN DE UNA GALERÍA INFERIOR.
(ESPELEOGÉNESIS: FORMACIÓN DE GALERÍAS 1)
-
Marius van Heiningen

INTRODUCCIÓN.
La profundización de un arroyo o río subterráneo (flujo vadoso) puede ocurrir de dos maneras: La primera es la profundización del arroyo por disolución o por erosión del propio lecho, y la segunda es el abandono de un arroyo de su lecho para ocupar un conducto topográficamente más bajo. En este artículo tratamos la segunda manera.Cuantas veces nos hemos encontrado con la siguiente situación: Una fuente cerca del fondo de un valle y algo más arriba la entrada de una galería fósil (a menudo a menos de unos 30 metros de altura). Entrando por esta galería se observa que en ciertos sitios el suelo está muy agrietado y si en algún lugar se logra bajar se descubre un arroyo que fluye en dirección manantial. Siguiendo por la galería principal, finalmente se encuentra con un arroyo que se pierde en un agujero. Esta es una situación común, la cual es el resultado de una profundización natural de un río subterráneo.La profundización de un arroyo suele ocurrir en etapas, pero como estas etapas dejan sus huelas es posible reconstruir lo ocurrido.
La figura 2A muestra una galería con un arroyo vadoso, que desemboca en un valle al ras de un río. La figura 2B muestra que después de un tiempo el río se encaje y por el desnivel formado entre la galería y el río, empieza a fluir agua por las fracturas. Solo el flujo por las fracturas principales (1, 2 y 3) es indicado (flechas azules). La figura 2C muestra la formación de una galería inferior y el abandono de la galería principal desde el punto de pérdida (P1) hasta la salida. También muestra que el flujo que entra por la fractura 3 ha aumentado, consecuencia del aumento del gradiente hidráulico. El flujo en la galería inferior es freático. La figura 2D muestra el desarrollo de un nuevo punto de pérdida (P2) y el abandono del trayecto P1-P2. De este modo el abandono de la galería es progresivamente hacia dentro. El flujo en la galería inferior es una mezcla de vadoso y freático.

RESUMEN.
Los cursos de agua subterráneos se suelen profundizar con el tiempo. Un mecanismo de profundización es la formación de una nueva galería inferior y el paulatino abandono del lecho actual. Estas galerías inferiores se forman, cuando por las fracturas empiezan a fluir pequeños flujos, “empujados” por un gradiente hidráulico. Este gradiente se forma cuando hay un cierto desnivel (entre entrada y salida de la fractura) sobre una distancia horizontal no demasiada grande. Estos desniveles pueden ser causados, por el encajamiento de un río exterior o por la propia formación de un conducto nuevo. Este flujo disuelve lentamente la caliza de las paredes de las fracturas y con el tiempo se forma un proto conducto. A partir de este momento se forma rápidamente un nuevo conducto (por debajo del arroyo) y no tardará en recibir todo el flujo del arroyo, dejando fósil a la galería superior. Este proceso se puede repetir varias veces con el resultado que cada vez más longitud de la galería original se queda fosilizada. En este proceso esta claro que la primera parte en quedarse fosilizada es la entrada de esta galería.
-
-

No hay comentarios:

Para facilitar las descargas, he subido una copia de cada artículo a Scribd en formato pdf. Este formato en pdf se puede abrir pinchando en el título de cada artículo.