jueves, 15 de enero de 2009


(ESPELEOGÉNESIS: FRACTURAS 1)
-
Marius van Heiningen

-
INTRODUCCIÓN.
Para la espeleogénesis es muy importante tener conocimiento de fracturas, al fin y al cabo es por una estrecha fractura donde una galería empieza su historia. La apertura (el diámetro), el alcance lateral, el espaciamiento (distancia entre fracturas) y el grado de interconexión son solo algunas facetas de las fracturas que intervienen en el desarrollo de una cueva. Solo en 1990 Price and Cosgrove, en su monumental libro de “Analysis of Geological Structures”, se quejaban de los pocos estudios acerca de fracturas. Sin embargo, desde entonces el aumento en conocimiento ha sido muy considerable. Tradicionalmente se clasificaban las fracturas en diaclasas y fallas. Más recientemente también las suelen clasificar como sistemáticas y no sistemáticas. Las fracturas no tienen un alcance infinito, y el modo más frecuente de terminar es la terminación en juntas de estratificación, en otras fracturas abiertas y en niveles dúctiles. Las teorías acerca de la relación entre espaciamiento y grosor del estrato se han desarrollado mucho, especialmente gracias a las simulaciones numéricas por ordenador, y el descubrimiento de un valor crítico en el ratio espaciamiento-grosor estrato (saturación de fracturamiento). En este artículo se intenta dar una descripción elemental de las fracturas y su relación con rocas sedimentarias.
-


La figura 3 muestra la interacción de las fracturas con las juntas de estratificación.Si la junta es fuerte, las fracturas la suelen pasar. Si la junta es débil las fracturas suelen terminar. Si la junta es moderada hay un intermedio: muchas fracturas terminan, y de las fracturas que pasan algunas lo hagan de modo “ step over”. Lo que parece un “step over” puede ser un alineamiento accidental. También se puede observa que cuanto más grueso es el estrato, menos fracturas hay: el espaciamiento aumenta con el grosor.


CONSECUENCIAS PARA LA DISTRIBUCIÓN DE CUEVAS.
En una formación calcárea puede haber mucha diferencia en competencia y grosor de los diferentes materiales. Puede haber niveles gruesos que consisten de una caliza compacta y sin estratificación (calizas de origen arrecifal) y también niveles de estratificación, pero con juntas tan fuertes que apenas son visibles. Estos son niveles muy competentes.Al contrario hay frecuentemente niveles de estratificación fina con juntas muy prominentes (débiles), y niveles de pizarras y margas (a veces con algún estrato). Estos son niveles poco o no competentes.En una alternancia de niveles es fácil que un miembro competente se encuentre entre niveles no competentes. Arriba hemos visto que la fracturación puede quedar confinado al miembro competente, aislándolo hidrológicamente del resto de la formación. La consecuencia es que una eventual formación de cuevas está limitada a este miembro con muy pocas o ninguna conexión con eventuales cuevas en otros miembros (figura 4). Conocimientos de este aspecto nos puede ayudar mucho en la exploración y en la determinación de su historia geológica.
-
-

No hay comentarios:

Para facilitar las descargas, he subido una copia de cada artículo a Scribd en formato pdf. Este formato en pdf se puede abrir pinchando en el título de cada artículo.